... PANTANO DEL BURGUILLO ...

Estas son algunas muestras del pantano del Burguillo formado con las aguas del río Alberche. Este pantano ocupa parte de los términos municipales de EL Tiemblo, El Barraco y Navaluenga.

Las de la izquierda han sido tomadas desde el hogar del pescador, un punto situado al lado de la carretera que nos lleva de Navaluenga a El Tiemblo, uno de los recorridos recomendados.

En verano, cuando el nivel del agua está bajo, hay atrevidos que bajan su coche hasta la arena, a orillas del agua, para meter los pies y refrescarse un poco.

La diferencia de nivel de primavera a otoño es muy apreciable.

Este pantano, como la mayoría, se encuentra situado entre altas montañas, pero la que se encuentra a su derecha, siguiendo el curso del río, es la Sierra de Gredos. Su espectacularidad en este punto, por su verticalidad, deja asombrados a cuantos la ven.

Un recorrido recomendado es la carretera de Navaluenga hacia El Tiemblo, o a la inversa, donde iremos viendo el curso del río y del pantano desde el coche.

Si es primavera y el nivel de agua está alto, es mucho más espectacular, porque el agua se encuentramuy cerca de nosotros y veremos la gran explanada de agua, si nuestros ojos lo permiten, hasta el punto donde se encuentran las compuertas del embalse.

Además en esas fechas el verdor de la sierra y los alrededores del pantano son otro placer para para cualquier turista.

Los aficionados a la pesca pasan horas y horas esperando que la caña se mueva. Muchos van en familia y pasan el día o simplemente la tarde, en las cercanías del agua, mientras sus cañas, sujetas al suelo, realizan el trabajo esperado.

El embalse tiene una capacidad de 208,6 hectómetros cúbicos y la superficie en su cuenca es de unos mil kilómetros cuadrados, espacio suficiente para que podamos disfrutar respetando la paz del vecino, aunque lo habitual es querer ponernos todos en el mismo sitio y disfrutar de algún que otro comentario del vecino.

En el pantano se realizan distintas actividades deportivas, para el disfrute, habitualmente de los más jóvenes.

Hay puerto deportivo, junto al hostal, para los que gustan de disfrutar sin esfuerzo, aprovechando los motores. Podemos subirnos a una lancha motora y descubrir la grandeza del pantano sin esfuerzo.

También podemos acercarnos a la escuela de piragüismo, por el camino que lleva a "Venero Claro" y aprender a disfrutar del deporte en el agua. Es más sano pero requiere estar un poco en forma y ganas de sudar la camiseta. Pero el ejercicio es muy recomendable.

Cuando recorremos con el coche el perímetro del pantano, sin darnos casi cuenta posamos por puentes de una grandeza impresionante.

Uno de ellos lo cruzamos casi sin darnos cuenta y des del podemos ver una de las zonas más anchas del embalse.

El otro es mucho más antiguo y el agua se ven por ambos lados. Es verdaderamente estrecho y a pesar de que pueden pasar los coche en ambos sentidos simultáneamente, los conductores suelen dejar pasar primero los del sentido contrario y después reanudar la marcha.

Desde este puente las vistas son preciosas en ambos lados. Por uno se encuentra la grandeza de la parte más ancha del pantano y por el otro, una gran cola, que parece trepar la loma de la sierra.

Pero el pantano tiene unas labores importantes para nuestras vidas.

Además de generar la apreciada electricidad y servir de regadío o proporcionar el agua necesaria para las casas, los pantanos son los lugares donde los bomberos llenan las avionetas en el caso de producirse un incendio.

En estas fotos podemos apreciar como algunas de ellas pasan a nuestro lado después de llenar los depósitos y se dirigen de nuevo al foco del incendio para intentar apagarlo. En pocos segundo bajan llenan el deposito y vuelven a subir para llegar lo antes posible a su destino, para volver lo antes posible.

Cada primavera las aguas del pantano suben y cada día se puede apreciar como van creciendo poco a poco.

No todos los años podemos ver el pantano lleno, pero cuando lo hace es verdaderamente bello.

En estas fotos queremos mostrar una de las veces que más lleno lo hemos visto, aunque aun falta por subir entorno a un metro más de altura.

La belleza radica en que se junta la vejetación con el agua y lugares como el final de la cola del pantano, llega hasta los árboles y lo que en su época fue un molino, actualmente abandonado.

Este pantano que se encuentra rodeado de montañas por tres de sus lados ofrece bellos atardeceres desde la la presa.

Podemos acercarnos con el coche y dejarlo en uno de los dos lados de ella, para después acercarnos al centro caminando y disfrutar de uno de los más bellos momentos de la tarde. El atardecer.

Poco a poco el sol se va perdiendo tras las montañas hasta desaparecer por completo para en unos minutos empezar la oscuridad que nos trae cada noche.

En las fotos de la izquierda hemos querido mostrar un ejemplo de lo que nosotros hemos podido apreciar.


Buzón de sugerencias